Comersaciones

Christine Ha, amor y pasión por la cocina

Siendo no vidente, fue la ganadora del famoso reality de cocina estadounidense Master Chef, en 2012. Christine, es una mujer apasionada y enamorada de la gastronomía, asegura que no hay imposibles cuando de cocinar para los seres queridos se trata.

Christine Ha, amor y pasión por la cocina

El equipo de Ruta Gourmet tuvo la oportunidad de conocer este maravilloso ser humano, durante su visita a Santo Domingo.

Sin duda alguna, Christine Ha es una mujer inspiradora. De origen vietnamita, decidió estudiar administración de empresas, sin imaginar que la vida la llevaría dedicarse a sus dos pasiones: la cocina y la escritura. 

Empezó a perder la visión a los 20 años, por una enfermedad que degenera el sistema inmunológico. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para que se desempeñe como una de las mejores cocineras de Estados Unidos.

A través de su blog The Blind Cook y de su canal en YouTube con el mismo nombre, Christine muestra su estilo de vida entre recetas, artículos y hasta video blogs de sus viajes, pues, también, le encanta conocer nuevos lugares del mundo.

Esta mujer es el ejemplo de que no hay imposibles cuando se trata de hacer lo que nos gusta y por eso le tenemos gran admiración. Ya se imaginan el honor que fue poder tener esta #comersación con ella, en el marco de su visita al país, como parte de Taste Santo Domingo 2017 y la Fundación Francina Hungría.

Christine Ha, amor y pasión por la cocina

Nuestra Karla, junto a Christine Ha.

¿Cómo te iniciaste en la cocina?

Realmente inicié por necesidad. Cuando estaba en la Universidad no sabía cocinar. Me tuve que mudar del dormitorio y ya no tenía cafetería. Tenía un apartamento donde tuve que aprender. En ese momento, tenía visión y empecé a leer libros de cocina. Inicié a cocinar para mis compañeros de cuarto y me encantó. Me hacía feliz poder crear algo que otras personas puedan disfrutar.

Sabemos que tienes un título en Administración de empresas, ¿cómo fue esa transición de los negocios a la cocina?

Mis padres siempre quisieron que yo hiciera algo que fuera seguro, ya que ellos eran refugiados de Vietnam, por lo que estaban preocupados por ser autosuficientes y me fui por los negocios, lo que disfruté y aprendí bastante.

En mis veintes, empecé a perder la vista, luego de ser diagnosticada con una enfermedad que tenía esta consecuencia, y eso me hizo repensar acerca de lo que quería en la vida y quise obtener un título en escritura creativa y creo que la cocina surgió cuando decidí participar en Master Chef, porque como escritora siempre trato de experimentar la vida, para así poder tener más cosas de las cuales escribir.

Me dije ¿por qué no?, siempre cociné como hobby. Así que decidí entrar a Master Chef. Es así como creo que mi carrera influyó en la cocina. Entonces ahora hago ambas, escribir y cocinar.

Has sido oradora de la increíble organización TED Talks, ¿qué ha significado para ti poder contar tu historia y tus ideas al mundo través de esta plataforma?

Ha sido una bendición tener la oportunidad de dar charlas con TED Talks y conocer gente a través de ellas. Yo creo que lo mejor de ganar Master Chef fue eso, darme la plataforma para llegar a gente marginada socialmente, con discapacidades, con incapacidad visual, mujeres o personas que no tienen una voz que los represente. Tener la oportunidad de ser voz de ellos es una bendición, es maravilloso y una gran responsabilidad.

Háblanos de tu experiencia en Master Chef ¿esperabas resultar ganadora?

Para nada. Fue una sorpresa. Sabes, yo no sé cómo las otras personas cocinan porque no puedo ver, pero me imagino que son muy maravillosos, y me imaginaba que lo que ellos hacían era mejor que lo que yo hacía en el concurso. Nunca imaginé llegar tan lejos como llegué.

¿Tienes alguna anécdota graciosa o memorable que siempre recuerdes de tu participación en Master chef?

Sí. Una vez hubo un reto de cocinar para unos vaqueros, fue un reto en equipo, fue difícil para mí porque me llevaron a un ambiente diferente, y tuve que aprender a lidiar con esa nueva cocina en el exterior. Me tocó el asado del maíz y recuerdo que lo puse en la parrilla y no tenía idea de cómo lo hacía y se quemó totalmente. Esa fue una experiencia memorable y graciosa.

Christine Ha, amor y pasión por la cocina

Christine Ha comenzó a perder la vista cuando cumplió 20 años.

¿Habías estado antes en República Dominicana?

Es mi primera vez y estoy emocionada de estar en un lugar que nunca he estado antes y de probar toda la comida dominicana.

Háblenos de su experiencia con la comida dominicana.

Para cada lugar que visito, siempre hago una investigación previa sobre sobre sus platos tradicionales. Ya probé el mangú, pasteles, chimichurri, quipes, morirsoñando, ron… Pero me faltan muchas cosas. Quiero probar la bandera (arroz, habichuelas y carne). Me encanta como la cultura dominicana mezcla cosas de varias culturas en su comida.

¿Cuál es tu plato favorito para preparar?

No tengo un plato favorito para cocinar. Siempre me emociono por cocinar cosas que nunca he experimentado, ya que siempre busco aprender y por eso cuando viajo llevo nuevas ideas a casa. Para mí es muy excitante cocinar nuevos platos.

Eres una persona muy activa en las redes sociales. Tienes un blog y un canal de Youtube, ¿cuál consideras ha sido el aporte de las redes en el mundo de la cocina?

Creo que es un arma de doble filo. Por un lado, las redes sociales son buenas porque te mantienen en el ojo público. Yo por ejemplo manejo mis redes sociales y por eso estoy más en contacto con lo que mis fans dicen. Así sé lo que la gente quiere o qué están diciendo afuera, qué quieren ver de mí.

Pero creo que es un reto porque muchas veces nos alejamos de la realidad y te empiezas a preocupar tanto sobre qué está diciendo la gente que te olvidas de quien eres realmente, por eso creo que requiere cierto nivel de madurez.

Si alguien te invita a su casa a cenar, ¿qué plato es el ideal para impresionarte?

Creo que eso depende de esa persona, no hay plato perfecto para mí. Quisiera que esa persona cocinara lo que ama comer.

Por último, ¿qué consejo le das a todas aquellas personas que son aficionados de la cocina pero que talvez no tienen la oportunidad de formarse académicamente como un profesional? 

Bueno, yo nunca me entrené profesionalmente, por eso creo que es totalmente posible. Lo que se necesita es tener esa pasión y amor por la comida y persistencia. Cocinar es necesario, la comida es necesaria porque todos debemos comer para vivir.

Creo que no necesitas muchas cosas para cocinar, solo encontrando los ingredientes adecuados, ponerte manos a la obra y cocinar para ti mismo y la gente que amas, ese es un buen comienzo.

Texto: Karla Mezquita. Fotos: Eduardo Martínez.

Share this Story
Ver más Por RutaGourmetDO
Ver más En Comersaciones

Te recomendamos leer:

Patricia Castillo Pou: heredera del sabor familiar

Esta joven es cocinera por pasión y herencia,